Título de la entrada del blog

Subtítulo

Share

Top Studios

La gran pregunta que se hace cualquier empresa grande o pequeña cuando aborda una producción audiovisual o fotográfica: ¿alquilamos o compramos el material que necesitamos? La respuesta es sencilla si tenemos claro lo que queremos, lo que buscamos y el presupuesto del que disponemos.

La opinión que esta situación nos puede generar es cambiante y siempre puede suscitar dudas. Por este motivo, nunca podemos olvidar las ventajas y las desventajas que conllevan ambas opciones.

Está claro que, si estamos ante nuestro primer trabajo, o incluso ante el segundo o el tercero, la mejor elección es el alquiler de material audiovisual. Si no cuentas con un gran presupuesto, si entre tus planes no entra hacer una generosa inversión económica o si el proyecto que tienes entre manos es de carácter experimental, también debes decantarte por el alquiler.

No obstante, si tienes una larga experiencia o cierto prestigio en el sector y has obtenido grandes beneficios durante tu carrera profesional, puedes meditar la opción de la compra.

Te podemos adelantar, sin embargo, que ni en estas circunstancias la compra termina siendo una decisión más acertada que el alquiler. ¿Llegaremos a amortizar la compra del material? ¿El equipo quedará anticuado con el paso del tiempo? ¿Tenemos espacio para almacenarlo cuando no lo utilicemos? ¿Si deja de funcionar, tendremos una garantía de que nos ofrezcan un recambio a coste cero?

Llegados a este punto podemos destacar las ventajas del alquiler para un trabajo de grabación y fotografía. Si quieres la última tecnología para sacar el máximo rendimiento a tu proyecto a un precio competitivo… ¡Sigue leyendo!

Los 5 beneficios de alquilar material para un trabajo de grabación y fotografía

  1. Mantenimiento y servicio técnico

El alquiler del material supone utilizar el mejor equipamiento olvidando la gran desventaja que obtenemos en el caso de comprar: tener que preocuparse por el mantenimiento y velar por su buen estado. Por el contrario, el pago por uso permite exprimir todo lo que nos puede dar un equipo sin imprevistos ni fallos. El servicio técnico de un material alquilado siempre solucionará los problemas que nos puedan surgir.

  1. Calidad profesional

Contratando el servicio de alquiler siempre tendrás a tu alcance cantidad de material de última generación, e incluso del material específico, que te permitirán dar el salto de calidad que busca todo profesional. No importa si nuestro trabajo de grabación y fotografía debe responder ante un cliente o un público, el resultado podrá satisfacer a ambos con éxito.

  1. Asesoramiento

Es cierto que cada proyecto es diferente y que en ocasiones solo el director consigue ver con claridad cada parte que compondrá el trabajo. El equipo de profesionales que está tras el servicio de alquiler de material audiovisual es el asesoramiento experto que necesita cualquier trabajo para que el resultado sea el esperado. Esta experiencia es imprescindible para cualquier reto audiovisual.

  1. Inversión inicial

La optimización de los recursos económicos es un objetivo básico, más en el caso de los emprendedores que han creado su propio negocio y que todavía no tienen una cartera de clientes demasiado extensa.  El alquiler de material puede ser el compañero perfecto en este viaje profesional donde minimizar los gastos es una obligación, una necesidad. Con una mínima inversión, un resultado excelente será posible.

  1. Almacenamiento

Una vez finalizado el proyecto, ¿dónde guardamos el material que podemos haber comprado? ¿Cómo nos aseguramos de que están en un sitio en el que no corren peligro de sufrir algún incidente? El alquiler no trae consigo este problema: lo recogemos y lo entregamos. Solo nos ocupamos de lo que realmente importa: el resultado de nuestro proyecto.

¿Te ha convencido el servicio de alquiler de material audiovisual? Medita bien los beneficios que obtendrás: tu proyecto precisa la toma de decisiones más acertada.